cerebro

Cómo el alcohol afecta a tu cerebro

Un consumo excesivo de alcohol puede causar daños irreversibles en el cerebro, vamos a hacer un repaso por algunos de ellos:

- El alcohol interrumpe el funcionamiento normal del cerebro. Según la hipótesis de la desinhibición, el consumo de alcohol debilita el funcionamiento de los mecanismos cerebrales que se encargan de restringir las conductas impulsivas. Por eso una persona alcoholizada deja aflorar sus impulsos, sin medir consecuencias y con la mayor naturalidad.

- El alcohol también genera un procesamiento deficiente de la información en el cerebro. De ahí que bajo el influjo de esta sustancia, una persona puede malinterpretar ciertas señales sociales

- Altera la acción de los neurotransmisores, y modifica su estructura y función. Esto produce múltiples efectos: disminución de la alerta, retardo de los reflejos, cambios en la visión, pérdida de coordinación muscular, temblores y alucinaciones. Disminuye el autocontrol, afecta a la memoria, la capacidad de concentración y las funciones motoras

- La disminución de vitamina B1 producida por el alcohol puede llevar a la enfermedad de Wernicke-Korsakoff, que provoca alteraciones de los sentimientos, pensamientos y memoria de la persona. Los afectados confunden la realidad con sus invenciones.

- Produce trastornos del sueño.

- Produce daños en el hipocampo. La destrucción de neuronas puede llegar a ocasionar un serio deterioro en el hipocampo. Esta región cerebral es la encargada de intervenir en el almacenamiento de memoria, por lo que una serie de borracheras frecuentes o una adicción al alcohol puede dañar el cerebro de forma permanente, alterando la capacidad para memorizar.

Este déficit en el almacenamiento de la memoria puede llegar a conservarse incluso una vez superada la adicción al alcohol.

- Destrucción de neuronas. Además del freno del desarrollo cerebral durante la adolescencia, el consumo de alcohol también afecta al desarrollo neuronal en la edad adulta.

Durante esta etapa, el consumo de altas dosis de alcohol impide el crecimiento de nuevas células y reduce en número de neuronas del cerebro en ciertas áreas de este. Sin embargo, estos daños son más visibles en zonas concretas de estas células nerviosas: los axones, prolongaciones que forman el cableado del sistema nervioso.

Si sospechas que tienes algun problema con el alcohol, ponte en contacto con nosotros, te podemos ayudar

Compartir: