¿Por qué un psicólogo?

El adicto, cuando está activo y en los primeros tiempos de su recuperación simula diferentes trastornos; depresión, ansiedad, impulsividad… Suelen estar provocados por el Sindrome de Abstinencia y remitir con el paso del tiempo y del trabajo personal de cada uno. Sin embargo a veces no lo hacen y entonces los Psicólogos tienen que entrar en acción.

La familia del adicto muchas veces está psicológicamente afectada por la larga y continua convivenciacon la adicción.

¿Por qué un coach?

La Recuperación, el Tratamiento o el proyecto vital de abandonar el consumo es un viaje, en la mayoría de los casos tan solo precisa de un guía y compañero que sepa sacar lo mejor de ti, que te ayude a ver los obstáculos que te impiden seguir y que, contigo, elabore estrategias para superarlos o aceptarlos.

Conocemos ese viaje porque ya lo hemos hecho, primero nosotros y después acompañando a otros tantos viajeros.

Conocemos los obstáculos comunes y descubriremos los particulares juntos.

Entre Álvaro y Santiago juntan casi 20 años de experiencia y más de 200 viajes hechos.

¿Por qué un psiquiatra?

El consumo prolongado de drogas, incluido el alcohol, puede causar desequilibrios neurológicos que desemboquen en una patología psiquiátrica o simular sintomatología de segundas enfermedades.

El diagnóstico diferencial de un médico es crucial para el diseño de un programa de éxito, así como el apoyo famacológico al proceso de desintoxicación.

Un lugar dónde todo puede pasar. Sólo tu pondrás límites al cambio.

El principal síntoma de la enfermedad de adicción no gira alrededor del consumo, sino que es previo a el.

El adicto cree que vive en el mundo que le gustaría vivir, confundiendo su ideal con la realidad y toma sus decisiones “como si” su realidad fuese diferente, confundiéndose así tantas veces.

La abstinencia es un medio necesario para un fin más transcendental, para tomar conciencia de nuestra realidad y tener recursos para mejorarla.